7 citas inspiradoras que definen la visión de Steve Jobs

7 citas inspiradoras que definen la visión de Steve Jobs

Ago 4, 2018 Desactivado Por

Steve Jobs presentando el primer iPhone, el 9 de enero de 2007, en San Francisco (David Paul Morris/Getty Images)

Steve Jobs presentando el primer iPhone, el 9 de enero de 2007, en San Francisco (David Paul Morris/Getty Images)

Steve Jobs no se caracterizó por acatar órdenes, seguir reglas, ni hacer lo que se esperaba de él. Lo suyo fue más bien la incomodidad con el statu quo. Fue esa imposibilidad de permanecer quieto, confinado en la rigidez imperturbable de las convenciones lo que le permitió destacarse. Innovar, después de todo, consiste en romper estructuras. Y en ese sentido, Jobs era un especialista.

Después del secundario ingresó a Reed College, en Oregon, pero no aguantó demasiado las estructuras de los horarios y la currícula. A los pocos meses, dejó de asistir regularmente a la universidad.

Pensó que la institución no le serviría para descubrir qué era lo que le interesaba realmente. Y sentía que no tenía sentido pasar largas horas tomando clases que no le resultaban útiles.

La compañía alcanzó un valor de mercado de 1 billón de dólares, un récord histórico.

La compañía alcanzó un valor de mercado de 1 billón de dólares, un récord histórico.

Así fue que dejó de seguir la currícula formal pero no abandonó el estudio del todo: durante meses asistió de oyente a las materias que le interesaban. Luego siguió capacitándose por su cuenta. Fue un verdadero autodidacta motivado por una necesidad imperiosa por entender el mundo. Y su mundo.

Sin un título, pero con capacidad e ingenio de sobra logró un trabajo en Atari. Estaba en una industria incipiente pero con potencial y tenía un empleo seguro. Sin embargo, una vez más, se alejó del confort y en 1974, con apenas 19 años, emprendió un viaje de exploración personal por la India.

Las estructuras estaban cada vez más corridas y resultaba cada vez más necesario encontrar espacio para innovar. Al tiempo encontraría ese espacio de la mano de una idea tan alocada como exitosa: fundar una compañía con Steve Wozniak. Así nacía Apple.

Jobs fue innovador y eso no ocurrió de un día para otro. Tuvo que transitar un camino y sortear obstáculos, entre ellos, el miedo. ¿Pero cómo lo hizo? Aquí su filosofía resumida en siete conceptos que se dejan ver detrás de algunas de sus citas más famosas.

1. Seguir el corazón

La idea de seguir al corazón puede sonar un tanto trillada pero como ocurre con muchas frases repetidas a lo largo de los tiempos, encierra una gran verdad. Y, por sobre todas las cosas, potencialidad.

En el discurso que dio para los graduados de 2005 en la Universidad de Stanford dijo que había que encontrar una pasión y seguirla, sin dudar.

Steve Jobs junto a Steve Wozniak durante los comienzos de la empresa (Photo by Justin Sullivan/Getty Images)

Steve Jobs junto a Steve Wozniak durante los comienzos de la empresa (Photo by Justin Sullivan/Getty Images)

“Tienes que encontrar eso que amas. Y eso es así tanto para tu trabajo como para tus amantes. El trabajo va a ocupar gran parte de tu vida, y la única forma de estar totalmente satisfecho es hacer lo que crees que es un gran trabajo. Y la única manera de hacer un gran trabajo es amar lo que haces. Si no lo has encontrado aún, sigue buscando. No te conformes. Como con todo lo que tiene que ver con el corazón, sabrás cuando lo hayas encontrado”.

2. Experimentar

Para encontrar esa pasión que permite hacer un buen trabajo y disfrutarlo hay que explorar. Mirar, cuestionar, investigar, probar. Correrse de los lugares comunes, dejar de dar los pasos necesarios y convenientes puede ser muy necesario (incluso vital) para encontrar esa esencia que, si se silencia mucho tiempo, desaparece.

En un discurso que Jobs dio en 1982 habló de la importancia de transitar diferentes caminos: “Quizás quieras considerar ir a París y ser un poeta por algunos años. O visitar un país del tercer mundo”.

Él no dudó en dejar la universidad y el trabajo, después viajar y regresar. Esa caminanta en zigzag fue el puntapié inicial de un camino vertiginoso que lo llevó a crear su propia compañía, de la que con apenas tenía 30 años fue despedido. Pero eso no lo detuvo: creó NeXT, reinventó Pixar y años más tarde regresó a Apple para liderar una nueva transformación.

Steve Jobs, John Sculley y Steve Wozniack, en la presentación de la computadora Apple II

Steve Jobs, John Sculley y Steve Wozniack, en la presentación de la computadora Apple II

El sentido del recorrido, como explicó años después en el famoso discurso en Stanford, se aprecia siempre después; nunca en el “mientras tanto”.

“No puedes conectar los puntos mirando hacia adelante; solo puedes hacerlo mirando hacia atrás. Así que tienes que confiar en que los puntos se conectarán de alguna forma en el futuro. Tienes que confiar en algo: tu instinto, el destino, la vida, el karma, lo que sea. Porque creer que los puntos se conectarán luego en el camino te dará la confianza de seguir tu corazón, incluso cuando te conduce fuera del camino trillado, y eso hará toda la diferencia”.

3. Descubrir las conexiones

El sentido se encuentra cuando se mira hacia atrás y se ven las conexiones entre diferentes experiencias. Y la innovación ocurre cuando se descubren conexiones en el presente y se condensan en nuevas ideas a futuro. En una entrevista realizada en 1996 y publicada en Wired, Jobs lo explica del siguiente modo:

“La creatividad es simplemente conectar cosas. Cuando le preguntas a la gente creativa cómo hizo algo, se sienten un poco culpables porque realmente no lo hicieron, simplemente vieron algo. Les resultó obvio después de un tiempo. Es así porque pudieron conectar experiencias que tuvieron y sintetizarlas en cosas nuevas. Y la razón por la cual pudieron hacer eso fue que tuvieron más experiencias o pensaron más sobre esas experiencias que otras personas”.

El famoso garage donde se gestó el inicio de Apple.

El famoso garage donde se gestó el inicio de Apple.

4. Tener una visión e ir tras ella

Cuando se sigue el corazón, se experimenta y ocurre la inspiración que da origen a la creatividad, surge la visión.

Cuando Jobs creó Apple tenía la visión de que las computadoras personales cambiarán el mundo por completo. No fue la única visión que tuvo: con el iPhone quería transformar la comunicación. Su lema fue que la visión sea el motor que impulse las acciones.

“Si estás trabajando en algo interesante, que realmente te importa no necesitas que te empujen porque la visión te impulsará”, dijo.

5. Adelantarse

Cuando Jobs regresó a Apple, en 1997, la compañía atravesaba una crisis financiera. La solución, dijo en ese entonces, no era recortar gastos sino innovar.

Y, por definición, innovar significa adelantarse a los hechos, algo que siempre estuvo en el ADN del creador de Apple.

Steve Jobs junto a su hija mayor, Lisa, con quien tuvo una relación difícil.

Steve Jobs junto a su hija mayor, Lisa, con quien tuvo una relación difícil.

“No se les puede preguntar a los clientes qué quieren y después tratar de dárselo. Para cuando construyas eso, van a querer algo nuevo”, reflexionó Jobs hablando sobre estrategias de negocios.

“Muchas veces la gente no sabe lo que quiere hasta que se lo muestras”, aseguraba.

6. Equivocarse

“A veces cuando innovas, cometes errores. Lo mejor es admitirlos rápidamente y continuar mejorando tus otras innovaciones”. Ésa sea, quizás, una de las frases más famosas de Jobs.

Los únicos que no se equivocan son los que no hacen. Y los que más se equivocan son los que hacen cosas distintas. Salir de la zona de confort implica tropezarse.

Jobs junto a su padre adoptivo.

Jobs junto a su padre adoptivo.

Jobs, como todo creativo, creía que para hacer la diferencia hay que dejar de lado los miedos y probar cosas nuevas. Equivocarse es solo parte del proceso. Claro que no todas las empresas ni todos los directivos ven la equivocación del mismo modo. Ahí está gran diferencia.

7. Trabajar en equipo

Una mente brillante puede hacer un buen trabajo. Dos mentes brillantes pueden hacer una genialidad.

En palabras de Steve Jobs: “Las grandes cosas en los negocios nunca las logra una sola persona, son el logro de un equipo de personas”.

Steve Jobs se convirtió en un gurú de la innovación (Getty).

Steve Jobs se convirtió en un gurú de la innovación (Getty).

La idea del trabajo en equipo se dice y se repite como un mantra pero no siempre se lleva a cabo. Para ser parte de un equipo, y no apenas un integrante de un grupo sin cohesión, hay que tener un buen líder lo cual requiere, entre otras cosas, saber escuchar y dar libertad.

“No tiene sentido contratar gente inteligente y después decirles qué hacer. Contratamos gente inteligente para que ellos nos digan qué hacer”, dijo Jobs. Una frase que demuestra su visión sobre el liderazgo y los negocios.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La tormentosa relación de Steve Jobs con su hija mayor, a quien reconoció forzado por la Justicia

Apple, la empresa más valiosa de la historia moderna: cómo llegó a ese lugar

Por qué Steve Jobs decidió llamar Apple a la compañía

Source: infobae

7 citas inspiradoras que definen la visión de Steve Jobs

7 citas inspiradoras que definen la visión de Steve Jobs

Ago 4, 2018 Desactivado Por

Steve Jobs presentando el primer iPhone, el 9 de enero de 2007, en San Francisco (David Paul Morris/Getty Images)

Steve Jobs presentando el primer iPhone, el 9 de enero de 2007, en San Francisco (David Paul Morris/Getty Images)

Steve Jobs no se caracterizó por acatar órdenes, seguir reglas, ni hacer lo que se esperaba de él. Lo suyo fue más bien la incomodidad con el statu quo. Fue esa imposibilidad de permanecer quieto, confinado en la rigidez imperturbable de las convenciones lo que le permitió destacarse. Innovar, después de todo, consiste en romper estructuras. Y en ese sentido, Jobs era un especialista.

Después del secundario ingresó a Reed College, en Oregon, pero no aguantó demasiado las estructuras de los horarios y la currícula. A los pocos meses, dejó de asistir regularmente a la universidad.

Pensó que la institución no le serviría para descubrir qué era lo que le interesaba realmente. Y sentía que no tenía sentido pasar largas horas tomando clases que no le resultaban útiles.

La compañía alcanzó un valor de mercado de 1 billón de dólares, un récord histórico.

La compañía alcanzó un valor de mercado de 1 billón de dólares, un récord histórico.

Así fue que dejó de seguir la currícula formal pero no abandonó el estudio del todo: durante meses asistió de oyente a las materias que le interesaban. Luego siguió capacitándose por su cuenta. Fue un verdadero autodidacta motivado por una necesidad imperiosa por entender el mundo. Y su mundo.

Sin un título, pero con capacidad e ingenio de sobra logró un trabajo en Atari. Estaba en una industria incipiente pero con potencial y tenía un empleo seguro. Sin embargo, una vez más, se alejó del confort y en 1974, con apenas 19 años, emprendió un viaje de exploración personal por la India.

Las estructuras estaban cada vez más corridas y resultaba cada vez más necesario encontrar espacio para innovar. Al tiempo encontraría ese espacio de la mano de una idea tan alocada como exitosa: fundar una compañía con Steve Wozniak. Así nacía Apple.

Jobs fue innovador y eso no ocurrió de un día para otro. Tuvo que transitar un camino y sortear obstáculos, entre ellos, el miedo. ¿Pero cómo lo hizo? Aquí su filosofía resumida en siete conceptos que se dejan ver detrás de algunas de sus citas más famosas.

1. Seguir el corazón

La idea de seguir al corazón puede sonar un tanto trillada pero como ocurre con muchas frases repetidas a lo largo de los tiempos, encierra una gran verdad. Y, por sobre todas las cosas, potencialidad.

En el discurso que dio para los graduados de 2005 en la Universidad de Stanford dijo que había que encontrar una pasión y seguirla, sin dudar.

Steve Jobs junto a Steve Wozniak durante los comienzos de la empresa (Photo by Justin Sullivan/Getty Images)

Steve Jobs junto a Steve Wozniak durante los comienzos de la empresa (Photo by Justin Sullivan/Getty Images)

“Tienes que encontrar eso que amas. Y eso es así tanto para tu trabajo como para tus amantes. El trabajo va a ocupar gran parte de tu vida, y la única forma de estar totalmente satisfecho es hacer lo que crees que es un gran trabajo. Y la única manera de hacer un gran trabajo es amar lo que haces. Si no lo has encontrado aún, sigue buscando. No te conformes. Como con todo lo que tiene que ver con el corazón, sabrás cuando lo hayas encontrado”.

2. Experimentar

Para encontrar esa pasión que permite hacer un buen trabajo y disfrutarlo hay que explorar. Mirar, cuestionar, investigar, probar. Correrse de los lugares comunes, dejar de dar los pasos necesarios y convenientes puede ser muy necesario (incluso vital) para encontrar esa esencia que, si se silencia mucho tiempo, desaparece.

En un discurso que Jobs dio en 1982 habló de la importancia de transitar diferentes caminos: “Quizás quieras considerar ir a París y ser un poeta por algunos años. O visitar un país del tercer mundo”.

Él no dudó en dejar la universidad y el trabajo, después viajar y regresar. Esa caminanta en zigzag fue el puntapié inicial de un camino vertiginoso que lo llevó a crear su propia compañía, de la que con apenas tenía 30 años fue despedido. Pero eso no lo detuvo: creó NeXT, reinventó Pixar y años más tarde regresó a Apple para liderar una nueva transformación.

Steve Jobs, John Sculley y Steve Wozniack, en la presentación de la computadora Apple II

Steve Jobs, John Sculley y Steve Wozniack, en la presentación de la computadora Apple II

El sentido del recorrido, como explicó años después en el famoso discurso en Stanford, se aprecia siempre después; nunca en el “mientras tanto”.

“No puedes conectar los puntos mirando hacia adelante; solo puedes hacerlo mirando hacia atrás. Así que tienes que confiar en que los puntos se conectarán de alguna forma en el futuro. Tienes que confiar en algo: tu instinto, el destino, la vida, el karma, lo que sea. Porque creer que los puntos se conectarán luego en el camino te dará la confianza de seguir tu corazón, incluso cuando te conduce fuera del camino trillado, y eso hará toda la diferencia”.

3. Descubrir las conexiones

El sentido se encuentra cuando se mira hacia atrás y se ven las conexiones entre diferentes experiencias. Y la innovación ocurre cuando se descubren conexiones en el presente y se condensan en nuevas ideas a futuro. En una entrevista realizada en 1996 y publicada en Wired, Jobs lo explica del siguiente modo:

“La creatividad es simplemente conectar cosas. Cuando le preguntas a la gente creativa cómo hizo algo, se sienten un poco culpables porque realmente no lo hicieron, simplemente vieron algo. Les resultó obvio después de un tiempo. Es así porque pudieron conectar experiencias que tuvieron y sintetizarlas en cosas nuevas. Y la razón por la cual pudieron hacer eso fue que tuvieron más experiencias o pensaron más sobre esas experiencias que otras personas”.

El famoso garage donde se gestó el inicio de Apple.

El famoso garage donde se gestó el inicio de Apple.

4. Tener una visión e ir tras ella

Cuando se sigue el corazón, se experimenta y ocurre la inspiración que da origen a la creatividad, surge la visión.

Cuando Jobs creó Apple tenía la visión de que las computadoras personales cambiarán el mundo por completo. No fue la única visión que tuvo: con el iPhone quería transformar la comunicación. Su lema fue que la visión sea el motor que impulse las acciones.

“Si estás trabajando en algo interesante, que realmente te importa no necesitas que te empujen porque la visión te impulsará”, dijo.

5. Adelantarse

Cuando Jobs regresó a Apple, en 1997, la compañía atravesaba una crisis financiera. La solución, dijo en ese entonces, no era recortar gastos sino innovar.

Y, por definición, innovar significa adelantarse a los hechos, algo que siempre estuvo en el ADN del creador de Apple.

Steve Jobs junto a su hija mayor, Lisa, con quien tuvo una relación difícil.

Steve Jobs junto a su hija mayor, Lisa, con quien tuvo una relación difícil.

“No se les puede preguntar a los clientes qué quieren y después tratar de dárselo. Para cuando construyas eso, van a querer algo nuevo”, reflexionó Jobs hablando sobre estrategias de negocios.

“Muchas veces la gente no sabe lo que quiere hasta que se lo muestras”, aseguraba.

6. Equivocarse

“A veces cuando innovas, cometes errores. Lo mejor es admitirlos rápidamente y continuar mejorando tus otras innovaciones”. Ésa sea, quizás, una de las frases más famosas de Jobs.

Los únicos que no se equivocan son los que no hacen. Y los que más se equivocan son los que hacen cosas distintas. Salir de la zona de confort implica tropezarse.

Jobs junto a su padre adoptivo.

Jobs junto a su padre adoptivo.

Jobs, como todo creativo, creía que para hacer la diferencia hay que dejar de lado los miedos y probar cosas nuevas. Equivocarse es solo parte del proceso. Claro que no todas las empresas ni todos los directivos ven la equivocación del mismo modo. Ahí está gran diferencia.

7. Trabajar en equipo

Una mente brillante puede hacer un buen trabajo. Dos mentes brillantes pueden hacer una genialidad.

En palabras de Steve Jobs: “Las grandes cosas en los negocios nunca las logra una sola persona, son el logro de un equipo de personas”.

Steve Jobs se convirtió en un gurú de la innovación (Getty).

Steve Jobs se convirtió en un gurú de la innovación (Getty).

La idea del trabajo en equipo se dice y se repite como un mantra pero no siempre se lleva a cabo. Para ser parte de un equipo, y no apenas un integrante de un grupo sin cohesión, hay que tener un buen líder lo cual requiere, entre otras cosas, saber escuchar y dar libertad.

“No tiene sentido contratar gente inteligente y después decirles qué hacer. Contratamos gente inteligente para que ellos nos digan qué hacer”, dijo Jobs. Una frase que demuestra su visión sobre el liderazgo y los negocios.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La tormentosa relación de Steve Jobs con su hija mayor, a quien reconoció forzado por la Justicia

Apple, la empresa más valiosa de la historia moderna: cómo llegó a ese lugar

Por qué Steve Jobs decidió llamar Apple a la compañía

Source: infobae