Abusos contra prevención

Abusos contra prevención

Nov 16, 2014 0 Por latlayud

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Cuando en diciembre de 1991 el entonces gobernador de Chiapas, Patrocino González Garrido, inauguró la Zona Galáctica en las afueras de Tuxtla Gutiérrez, no imaginó el giro que tomaría su política de regulación del comercio sexual. La Zona Galáctica desarrolló un modelo de respaldo a las trabajadoras sexuales, con chequeo médico y la entrega de cien condones cada 15 días. Hoy en Chiapas, como en otras entidades, los condones son utilizados para fincar responsabilidades, pues en lugar de verlos como prueba de una eficaz prevención de infecciones de transmisión sexual se los toma como un “indicio de trata”.

Esto es lo que acaba de ocurrir en Tapachula, donde Médicos de Mundo Francia y la Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer “Elisa Martínez” dieron un taller sobre Prevención de Infecciones de Transmisión Sexual a personal de tres bares: El Dragón Chino, Selene y El Rosedal. Luego de que terminó el curso, se efectuó un operativo policiaco “contra la trata de personas” donde, al encontrar condones, fueron detenidos varias migrantes hondureñas y meseras y encargados mexicanos de los tres bares. Los Médicos del Mundo Francia, organización que tiene más de cinco años haciendo una labor de solidaridad impresionante en la zona del Soconusco, fueron testigos consternados.

La doctora Patricia Uribe Zúñiga, directora general del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/Sida, ha tenido que enviar el Oficio DG/SNAT/93/13 a los procuradores de justicia de todos los estados solicitándoles que la presencia de insumos de prevención del VIH e ITS (como el condón) no sea utilizada como evidencia de delito y que, al contrario, se contribuya a un mayor uso de los mismos.

En Tapachula, los operativos policiacos que se realizan con la excusa de la trata son cada vez más frecuentes y agresivos, al grado de que parecen proceder de una deliberada política de “limpieza social”, alimentada por el puritanismo y la ignorancia. Así, en lugar de cambiar las condiciones sociales que producen pobreza y alientan a las personas a buscar su sobrevivencia en el comercio sexual, se detiene con el “operativo anti-trata” a quienes evidentemente están ahí por cuestiones económicas.

Es un hecho la gravísima situación de los migrantes centroamericanos que cruzan por la frontera sur. Las mujeres que migran usan anticonceptivos como una estrategia de prevención de embarazos para cuando intercambien sexo por diversos apoyos durante su viaje, o incluso ante la probabilidad de ser violadas, y muchas recurren al trabajo sexual para resolver las dificultades que enfrentan. Pero una novedad en este deplorable panorama radica en un notable cambio de actitud de distintos funcionarios públicos que, con sensibilidad y compromiso, están procurando un trato humanitario y respetuoso con las mujeres, tanto migrantes como nacionales, que vale la pena reconocer.

Las licenciadas Alma Rosa Altamirano Sánchez y Claudia Gutiérrez Romero, del Instituto Nacional de Migración (INM), están dando ejemplo de un cambio de política de esta dependencia, ayudando a que varias bailarinas, meseras y cocineras regularicen su situación migratoria. Desde la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Chiapas, la licenciada María Cruz Cruz intenta cumplir cabalmente con su encomienda, y además ha logrado que se registre a las criaturas nacidas en México de mujeres migrantes en situación irregular.

Por otro lado, además de los Médicos del Mundo Francia, otros galenos han mostrado el lado verdaderamente ético de su profesión: los doctores Víctor Manuel Guzmán Solís, del Centro de Salud de Puerto Madero; Raúl Hernández Gutiérrez, director del Centro Ambulatorio de Prevención y Atención en Sida, y José Fernando Cortés López, responsable de la revisión directa de las mujeres que trabajan en bares y cantinas. También la licenciada Hilda Nelly Gómez Ventura, titular del programa de VIH/Sida de la Secretaría de Salud de Chiapas, ha mostrado su compromiso con la prevención y facilita el trabajo de Médicos del Mundo Francia y de la Brigada Callejera. Finalmente el titular de la Fiscalía Especializada en Delitos Cometidos en contra de Migrantes, el licenciado Alejandro Vila Chávez, ha evidenciado su disposición a escuchar las quejas sobre los operativos policiacos.

Hay una brecha indudable entre quienes, desde las instancias federales y estatales, como el INM, la Secretaría de Salud y la Comisión Estatal de Derechos Humanos, tratan de atenuar la difícil y dolorosa situación de las migrantes, y la forma arbitraria y errada en que las autoridades judiciales y policiacas operan. No basta la buena voluntad de todos estos funcionarios públicos, ya que las llamadas “fuerzas del orden” están poniendo desorden al confundir el trabajo sexual con la trata de personas.

Es necesario el establecimiento de una mesa de trabajo sobre política sexual y salud pública entre la Procuraduría de Justicia y las demás autoridades estatales y federales, a la que también se invite a las organizaciones de la cooperación internacional (Médicos del Mundo) y nacional (Brigada Callejera). De esa manera podrán cerrar la brecha entre sus buenas intenciones y sus más que deficientes acciones policiacas.

Post y Contenido Original de : Proceso

Comentarios

COMENTARIOS