Artesanía zacatecana, casi un siglo de tradición en mini alfarería

    42
    COMPARTIR
    Zacatecas.- Con casi un siglo de tradición, las Artesanías Roque son un referente en la elaboración de mini alfarería en México, gracias a la producción de piezas milimétricas que han sido exportadas a cuatro naciones y distribuidas en gran parte del país. El municipio de Jalpa es cuna de la mini alfarería en la República Mexicana, creada por el alfarero zacatecano, Rodrigo Roque Perales y su nieta, Laura Velázquez Roque, quien representa a la tercera generación de la familia, se ha dedicado a promover y conservar este oficio. Se trata de bellas piezas artesanales, elaboradas de forma individual y sin el uso de maquinaria ni moldes, pintadas totalmente a mano y con todos los detalles, que las hacen réplicas exactas de los objetos originales de tamaño real. Aunque con algo de duda, en entrevista con Notimex, Laura comentó que fue su abuelo Rodrigo Roque quien llevó la mini alfarería al municipio de Tonalá, Jalisco, cuna de la alfarería, donde actualmente se producen masivamente estas piezas, más que en Zacatecas, donde nacieron. "Él, junto con su esposa y una de sus 11 hijas se mudó a ese municipio jalisciense, donde elaboraba las pequeñas piezas, pese a las críticas de sus colegas alfareros, quienes posteriormente las produjeron al ver que se vendían", subrayó. Explicó que Don Rodrigo Roque nació en el Barrio del Carmen, municipio de Jalpa, el 18 de diciembre de 1928, y fue uno de sus tíos, tras la muerte de su padre en la guerra cristera, quien le enseñó el oficio de la mini alfarería; es decir, esta tradición la tienen desde su tío bisabuelo. Como tradición familiar, desde hace casi 100 años son fabricantes de mini alfarería, preservando las costumbres zacatecanas, con la producción de piezas que cuando son elaboradas miden entre cinco milímetros hasta un centímetro, pero que al ser cocidas se reducen aún más. Desde hace una década, las Artesanías Roque se establecieron de manera comercial y en forma en esta capital, dijo Laura Velázquez, quien subrayó que la mini alfarería que realiza es 100 por ciento artesanal. La familia Roque comienza su proceso de producción con la extracción del barro en un lugar específico de Jalpa, luego lo muele a garrotazos y lo mezcla con varios tipos de tierra para que obtenga la consistencia requerida. A mano y sin usar ningún tipo de molde, elaboran con paciencia cada una de las pequeñísimas piezas, que luego cuecen, pintan, empaquetan y llevan a su tienda o la exportan, como ya lo han hecho a España, Argentina, Perú y Colombia. Asimismo, a través de ventas en su tienda, muestras artesanales y en presentación de eventos han logrado los contactos para comercializarlas en el Distrito Federal, Monterrey, Puebla, Jalisco y Yucatán, principalmente en las dos primeras ciudades. Como ejemplo del arduo trabajo que requiere la elaboración de lo que llamó piezas de arte, porque cada una se hace de manera individual, a mano y se deja en ellas un poquito del artesano, indicó que la creación de un nacimiento de 10 piezas, se lleva por lo menos un día completo de trabajo. Lamentó que en la gran mayoría de las ocasiones, la gente no valore el trabajo de los artesanos y "regatee" el precio, cuando lleva tanto esfuerzo y originalidad. Al hablar sobre los costos, mencionó que una pequeña pieza se vende al público en cinco pesos; un Nacimiento completo cuesta alrededor de 280; y el futbolito miniatura está en 530 pesos, que es la pieza más cara que manejan en tienda. La propietaria de Artesanías Roque señaló que continuará con la tradición de la mini alfarería, de la que actualmente modernizan su proceso de comercialización y contacto, pero está dispuesta a conservar hasta sus últimas consecuencias la elaboración a la antigua usanza. Notimex

    Post y Contenido Original de : Radio Formula

    Comentarios

    COMENTARIOS

    Loading...
    COMPARTIR