Chespirito regresa a casa

    61
    COMPARTIR
    A lo largo del recorrido del cortejo con el cuerpo de Roberto Gómez Bolaños, las personas gritaban porras y aplaudían al escritor y comediante. Fotos: Daniel Betanzos/AP/Notimex/Televisa
    Eva Díaz Moreno

    CIUDAD DE MÉXICO, 30 de noviembre.- Más de cincuenta cámaras de televisión de diversos medios nacionales e internacionales, igual número de cámaras fotográficas y reporteros, 150 elementos del cuerpo de granaderos y cerca de un centenar de personas esperaron alrededor de seis horas el arribo del cuerpo de Roberto Gómez Bolaños a Televisa San Ángel, procedente de Cancún.

    Cuando la carroza fúnebre, una BMW color gris llegó al lugar, a las 16:20 del sábado, acompañada de cuatro camionetas tipo Suburban, cuatro motociclistas de la Secretaría de Seguridad Pública, cuatro autos particulares y nueve motociclistas con reporteros de los diversos noticieros de esta empresa, los aplausos, porras y gritos no se hicieron esperar. Los presentes se volcaron en muestras de cariño para Chespirito quien ya era esperado por los empleados de la televisora.

    Al interior de Televisa se formó una valla donde técnicos, parte del gremio artístico y personal administrativo lo acompañó con muestras de admiración y respeto hasta el foro 2 en donde lo tendrían un rato para después trasladarlo a La plaza de las estrellas donde se llevaría a cabo una misa  de cuerpo presente con todo el personal de la televisora que lo vio llegar a la fama.

    Sin embargo, la aventura de esperar a Roberto Gómez Bolaños comenzó desde las 10 de la mañana, cuando los medios de comunicación se congregaron a las afueras del inmueble.

    La incógnita era saber por dónde entraría el cortejo fúnebre, puesto que hay tres posibles entradas, así que a lo largo de las horas se veían grupos de reporteros, de un lado a otro.

    De hecho, el único actor que apareció en ese ese momento fue Jorge Ortiz de Pinedo quien expresó su sentir y la necesidad de que las puertas de Bellas Artes se abran para el histrión.

    “Roberto Gómez Bolaños fue muy importante, su fama llegó a todo el mundo, es importante que las autoridades sé den cuenta de eso, que valoren su obra porque no sólo fue actor, también director, escritor, compositor, en fin, tiene méritos de sobra para estar ahí”, dijo.

    Alrededor de las 12:30 el movimiento empezó a ser más evidente pues llegó un camión con elementos de granaderos, que se colocaron en las cercanías de la puerta 3 de Televisa.

    Minutos después se cambiaron al acceso donde entra el presidente de esta empresa —Emilio Azcárraga Jean— y que encamina directo hacia la Plaza de las Estrellas donde era un hecho que se llevaría a cabo la misa de cuerpo presente.

    Sin embargo, a las 14:30 los tumultos en la esquina de Periférico y Antiguo camino a Acapulco impedían el acceso de los autos por lo que a los elementos de seguridad no les quedó más remedio que revelar que sería la puerta 3 por donde entraría el cortejo.

    Así, medios de comunicación, fans y público en general que fue a recoger sus boletos que se obsequiaron para el homenaje de hoy en el Estadio Azteca, se trasladaron a la parte posterior del inmueble.

     El público, con el cariño reflejado en el rostro —hubo quien llevaba muñecos del  Chavo o iban disfrazados del Chapulín colorado.

    A las 15:30 el movimiento era más evidente, lo granaderos comenzaron a moverse en bloque, sus escudos los pusieron al frente para mover a quien estaba a las afueras, llenando de confusión y gritos el ambiente.

    Los empleados de la empresa televisora sacaron los clásicos bastones con lazos rojos, que evidenciaron que por ahí entrarían los restos del actor, director, compositor y guionista.

    Los empujones prevalecieron por unos minutos, hasta que medios de comunicación y granaderos negociaron tener orden por ambos lados.

    Casi una hora después apareció el convoy de vehículos que, al pasar por la valla, que también se formó ahí, recibió del público aplausos, gritos y se organizaron las porras, mientras un chico vestido de  Chapulín colorado bailaba y cantaba.

    El público entonó el tema La vecindad del Chavo, canción clásica de esta emisión, composición original de Gómez Bolaños.

    Aún después de que los vehículos desaparecieron de la vista, el público siguió echando porras y recordando cada uno de los sketches que se han transmitido a lo largo de los años.

    Todos estos hechos fueron captados por un helicóptero de la empresa y cámaras que se apostaron en la azotea del inmueble.

    Una de las razones por las que el cuerpo del actor entró por este acceso fue para que el cortejo pasara por todos los foros de la empresa dando oportunidad de que los empleados le expresaran sus sentimientos y que después llegara a la Plaza de las Estrellas, justo por la calle que lleva el nombre de Roberto Gómez Bolaños Chespirito.

    De esta forma fue que Roberto Gómez Bolaños llegó a su casa televisora en la que todas sus genialidades tuvieron un espacio muy especial y relevante.

    Durante la misa en las instalaciones de Televisa San Ángel, a la que no tuvieron acceso los medios de comuniaciones y que se transmitió por escasos minutos por el Canal de las Estrellas, se dieron cita artistas como Eugenia Cauduro, Talina Fernández, Guillermo Capetillo, César Bono, Isabel Martínez La tarabilla, Édgar Vivar, César Évora, Guillermo García Cantú, Zoraida Gómez, Julián Gil, Jorge Aravena, Polo Ortín, Diana Golden, Toño Mauri, Harry Geithner y Erika Buenfil fueron algunos de los asistentes al servicio religioso en honor de Gómez Bolaños.


    Post y Contenido Original de : Excelsior

    Comentarios

    COMENTARIOS

    Loading...
    COMPARTIR