Como hace más de 30 años, llevan a escena "El contrario Luzbel"

    71
    COMPARTIR
    México, 20 Dic.- Con la puesta en escena de la pastorela tradicional "El contrario Luzbel", el segundo Festival "Luces de Invierno" rindió homenaje póstumo esta tarde a Alejandro Aura (1944-2008), recordado poeta, promotor cultural y ensayista. Se trata de una obra que durante 30 años dirigió y actuó el también dramaturgo Alejandro Aura. Los descendientes del entrañable autor retomaron la estafeta para seguir poniéndola y mantener la difusión de una de las tradiciones populares con mayor arraigo en México. En la explanada de la escuela "Pastorelas" que se halla incrustada en las áreas verdes del Centro Nacional de las Artes (Cenart), ayer y hoy se presentó esta pieza navideña que, además de su excelente dramaturgia, tuvo la indulgencia de ser gratuita. "El contrario Luzbel" es obra de un autor anónimo del siglo XV, contiene elementos muy interesantes sobre la lucha del bien contra el mal y se desarrolla en el contexto sicológico de los personajes. Aura montó esta pastorela ininterrumpidamente cada año, tres décadas. De Alejandro Aura, creador de alrededor de mil libro clubes en la Ciudad de México, se mencionó en el acto que la mejor manera para homenajear a este dramaturgo es seguir con esta tradición que tanto disfrutó en vida, igual al preparar el montaje como al actuarlo. Llevan a escena "El contrario Luzbel" los actores María Aura, Perico "El Payaso Loco", Mario Pérez, Simón Guevara, Luis Mercado, Marianna Burelli, Elba Jiménez, Ana Paula Meza, Alejandra Urdiain, Camilo Beristain y Angela Vázquez, así como Sergio Gama. Poseedor de una obra que incluye poesía, cuento, ensayo y teatro, Alejandro Aura hizo para los escenarios las obras "Las visitas" (1979), "Salón calavera" (1982, obra que fue publicada en formato de libro en 1997) y "Xe bubulú" (junto a Carmen Boullosa, 1984). En su obra poética destacan "Cinco veces la flor", "Alianza para vivir", "Varios desnudos y dos docenas de naturalezas muertas", "Volver a casa", "Tambor interno", "Hemisferio sur", "La patria vieja", "Cinco veces", "Poeta en la mañana", y algunos inéditos más. "Hago una pastorela no por ser cristiano, sino porque esta representación tenía un sentido para mis padres y para los padres de mis padres. Y cuando me pregunten quién soy, a dónde pertenezco, quiero saber que no soy el primero en hacerse esa pregunta y que no tengo que responderla a solas", manifestó en alguna ocasión el maestro Alejandro Aura. Días antes de morir, víctima de cáncer en Madrid, se despidió de los lectores de su blog con un poema: "Así pues, hay que en algún momento cerrar la cuenta,/ pedir los abrigos y marcharnos,/ aquí se quedarán las cosas que trajimos al siglo/ y en las que cada uno pusimos nuestra identidad;/ se quedarán los demás, que cada vez son otros/ y entre los cuales habrá de construirse lo que sigue,/ también el hueco de nuestra imaginación se queda/ para que entre todos se encarguen de llenarlo,/ y nos vamos a nada limpiamente como las plantas,/ como los pájaros, como todo lo que está vivo un tiempo/ y luego, sin rencor, deja de estarlo". Notimex

    Post y Contenido Original de : Radio Formula

    Comentarios

    COMENTARIOS

    Loading...
    COMPARTIR