Entrevista a la biohacker Melina Vicario: "Le enseñamos a las personas a pensar a propósito"

Entrevista a la biohacker Melina Vicario: "Le enseñamos a las personas a pensar a propósito"

Sep 22, 2018 Desactivado Por

Vivió en Shenzhen, China, y Silicon Valley, Estados Unidos. Allí, fue seleccionada junto a cinco latinos por la Universidad de Stanford para capacitarse en un programa intensivo de neurociencia, tecnología e innovación.

Es licenciada en Ciencia Política pero su gran pasión es la neurociencia. Todo comenzó con un libro llamado “Richard Bandler´s Guide to Trance-formation“. A través de Bandler, la argentina Melina Vicario conoció la programación neurolingüistica (PNL).

Se formó como Design Human Engineer (Ingeniera del Diseño Humano) con Bandler (co-creador de la PNL) en Orlando, Estados Unidos, y en Londres, Inglaterra. Dave Asprey, padre del biohacking es otro de sus grandes maestros.

Estudió el mapeo cerebral con QEEG (electroencefalograma de cantidad) y Neurofeedback en el Instituto IFEN de Munich, Alemania. Tony Robbins, considerado el Coach número 1 del mundo, dijo sobre Vicario: “Ella es la mujer que logra que las cosas sucedan”.

Recientemente fue convocada por Bandler para ser parte de su staff de entrenadores internacionales, convirtiéndose en la primera y única argentina en llegar a formar parte de la Elite mundial de la PNL.

Hoy está viviendo en Buenos Aires, donde dicta seminarios de biohacking y realiza sesiones individuales de mapeo cerebral y PNL, por ejemplo. Son técnicas que Roger Federer o la selección de fútbol de España utilizan para entrenar su cerebro.

En diálogo con Infobae, Vicario explica cómo es hackear el cerebro y comparte su experiencia poco romántica de cómo es vivir en Silicon Valley.

– ¿Qué es la PNL?

– La PNL actualizada es la programación neurolingüística, una herramienta que permite pensar con propósito. Es muy interesante porque fue creada por un tecnólogo, un computer scientist llamado Richard Bandler, junto con Grinder, un lingüista. Ellos notaban que algunas personas lograban resultados extraordinarios y otras no. En vez de buscar el porqué lograban resultados extraordinarios, decidieron pensar con una mente de tecnólogo, de sistema, y buscar cómo programan su cerebro esas personas exitosas. Qué pasos siguen, qué imágenes ven, qué se dicen a sí  mismas, para mapearlo, como una fórmula. Ver a un programador neurolingúistico mapeando una estrategia mental se parece mucho a un programador que está programando en Java.

– ¿Cómo se mapea esa fórmula?

-Para mapearla se realizan preguntas ligadas al cómo. Supongamos que una persona se siente triste, deprimida o es tímida. El enfoque tradicional buscaría la causa, ¿por qué? Desde la PNL, desde la visión de la tecnología de la mente, lo que vamos a buscar es cómo hace esa persona, cuáles son los pasos que sigue para deprimirse, para sentir timidez, ¿cómo lo genera? Ese mapeo está ligado a una red neural en el cerebro. Desde la neurociencia sabemos que si nosotros tratamos la justificación de por qué se crea esta red neural, buscando en la historia, lo que se hace es reforzar esa red neural. Nosotros lo que queremos es desconectarla. Al mapearla, queremos ver cómo la persona está generando esa red neural en su cerebro, y brindar herramientas para cambiarla, achicar la imagen, cambiarle lo que nosotros llamamos las submodalidades: el sonido, el color, la intensidad. Una vez que se mapea, se le enseña a esa persona a aplicar esa misma fórmula para lograr resultados extraordinarios

– ¿Eso es biohacking?

-Eso es PNL actualizada e ingeniería del diseño humano, que entra dentro del biohacking, los 3 fueron creados por tecnólogos. El biohacking fue creado por un especialista en ciberseguridad, Dave Asprey, que con esta mentalidad de sistemas decidió hackear su propio cuerpo y su propio cerebro. Aumentó su cociente intelectual en 20 puntos, bajó 50 kilos, y decidió compartir todas estas herramientas con nosotros.  El biohacking es el uso de la ciencia, la tecnología y el uso del yo cuantificado. La medición de diferentes variables, de nuestra biología, para optimizar de manera veloz y medible, el  cerebro y el cuerpo. 

– ¿Quiénes aplican PNL actualizada o biohacking en sus vidas? 

-La ingeniería del diseño humano y la PNL actualizada, así como también el biohacking, son utilizadas por los CEOs de California. También atletas olímpicos, ejecutivos de alto desempeño, políticos, eligen optimizar sus cerebros con estas tecnologías medibles, poderosas y con resultados concretos en el corto plazo.

– ¿Cómo son las sesiones? ¿En qué consiste cada encuentro?

-Consiste en ver primero qué pasa con ese cerebro. Hoy, la tecnología ha hecho avances fabulosos que nos permiten traer en una cartera o un bolso un dispositivo que nos da la libertad de ver qué sucede en el cerebro de la otra persona. Lo primero que hacemos cuando una persona llega a la oficina, es poner unos sensores en el cerebro que permiten leer las ondas cerebrales en tiempo real y ver qué está pasando con ese cerebro.

– ¿Cómo funciona el dispositivo que mide las ondas cerebrales?

– Realiza el mapeo cerebral con QEEG (electroencefalograma de cantidad) y Neurofeedback y se llama Neurooptimal. Es utilizado en el centro de Biohacking y Human Upgrade de California al que acuden CEOs, ejecutivos de alto desempeño y atletas. Mide la actividad cerebral y la coherencia de los hemisferios cerebrales en tiempo real. Utiliza inteligencia artificial y big data para balancear el cerebro de manera medible y efectiva.

– ¿Qué hacen con esa información?

-Tenemos un mapa de ese cerebro. La tecnología de neurofeedback juntó una gran cantidad de información de cerebros de personas con un IQ muy alto, con un alto nivel de inteligencia emocional, súper exitosos, con muy buena salud, y mapeó cómo eran los cerebros de estas personas. Entonces, mapeamos el cerebro de las personas que nos vienen a ver, y el sistema compara ese cerebro con un cerebro ideal, y detecta qué le está faltando a ése para parecerse a éste.

 

– ¿Cómo se aplican los cambios luego de cada sesión?

– Nosotros hacemos un mapeo cerebral, balanceamos las ondas cerebrales, balanceamos lo que no está funcionando, estos pensamientos, y les enseñamos a las personas a pensar con propósito. A decidir qué pensamientos va a tener y va a crear todos los días. A partir de esto, cambia lo que piensa, lo que siente y lo que la persona puede hacer.

Cuenta de Instagram de Melina Vicario

Cuenta de Instagram de Melina Vicario

-Estudió unos meses en la Universidad de Stanford y tiene una visión poco romántica de Silicon Valley ¿Cómo fue su experiencia?

– Durante el año 2012 tuve la oportunidad de irme a trabajar a Shenzhen (China), que es el Silicon Valley de Oriente. Luego, tuve la oportunidad de mudarme a Silicon Valley al ser admitida en el programa de neurociencias, tecnología e innovación de la Universidad de Stanford. La verdad es que dije “Esto es un sueño hecho realidad”. Llegué a Stanford y me encontré con clases mucho más tradicionales de lo que pensaba, sin tanta serotonina, sin tanta interacción, y quizás bastante teórica. Cada cosa nueva que me explicaban sobre las neurociencias era levantar la mano y preguntar: “Profesor, ¿cómo hago para aplicar esto para mejorar la vida de las personas ahora? ¿Cómo hago para enseñar a pensar con propósito?”. Y él me decía “Bueno, hay una brecha entre las neurociencias y la práctica”. Sumado a que el ambiente es sumamente competitivo, hay mucha, mucha presión por el alto desempeño desde que las personas son muy chicas y no hay interacción entre los estudiantes, sino que cada uno está muy enfocado en ser el número uno, ser el mejor, tener la nota más alta.

– En uno sus posteos en redes sociales, relata la experiencia de una fiesta del sitio TechCrunch en Silicon Valley…

– Sí, en las fiestas de TechCrunch, llegabas y cuando te registrabas era “¿Vos, qué sos? Vamos a etiquetarte”. Y las personas entraban a la fiesta, agarraban su trago, y no te miraban a los ojos, te miraban la etiqueta, porque la idea es “Hagamos rendir cada minuto para lograr los resultados y que me sirva para mi negocio, para mi empresa, para mi startup, etc”. Fue muy diferente a lo que me encontré en el Silicon Valley de Oriente. En Shenzhen las relaciones humanas todavía son sumamente importantes, y probablemente tenga que ver con la idiosincrasia de China, donde la relación de confianza que vos podés construir con la otra persona es totalmente clave para hacer lo que sea.

– ¿Para qué sirven los anteojos que está usando en esta entrevista?

Cada vez más se ven CEOs, ejecutivos, emprendedores, más que nada de California, que dan sus grandes presentaciones en estadios, en teatros, con este tipo de anteojos amarillos, y lo que hacen es filtrar la luz azul, que es considerada neurotóxica. Nuestro cerebro fue creado para estar expuesto a la luz natural, entonces, cuando estamos expuestos a la luz artificial, el cerebro gasta energía en filtrarla, porque no le es natural. Esa energía que está gastando en filtrarla, esa energía mental, o cognitiva, que no estoy usando en mi objetivo, en mi presentación, en mi entrevista. Entonces, al filtrar esa luz azul que distrae de alguna manera a nuestras neuronas, permite que yo use esa capacidad cerebral en mi objetivo, en mi foco y en mi concentración.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Los ricos de Silicon Valley ya eligieron dónde sobrevivir al fin del mundo, y están llevando sus búnkers

Los CEO de Silicon Valley ya no bajan de peso con dietas, sino con biohacking

Cómo vive y trabaja Jeff Bezos, contado por él mismo

Source: infobae