Estudiantes del Tec y el caso Ayotzinapa: “no vamos a ser cómplices de ningún delito”

    32
    COMPARTIR

    MONTERREY, N.L. (apro).- Los estudiantes del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) no nos quedaremos al margen de exigir justicia ante un “crimen de Estado” que se suma a los ocurridos en Tlatelolco, Acteal, Aguas Blancas y ahora Ayotzinapa, señalaron alumnos de la universidad privada.

    Estudiantes y maestros del ITESM convocaron ayer a una reunión para solidarizarse con los normalistas, manifestar su indignación por la desaparición de 43 de ellos y exigir una investigación y castigo a los responsables.

    “No nos sorprendamos, compañeros. El crimen de Estado no es algo nuevo ni es un evento aislado a las problemáticas sociales más duras que tanto han corroído a los pueblos y comunidades indígenas, campesinas y estudiantiles del país”, señaló una de las oradoras de la asamblea estudiantil.

    “Díganle a sus familiares, amigos y conocidos que no vinieron, que sí sirve. Estar aquí demuestra que no vamos a ser cómplices de ningún delito, porque callar es igual de malo que haber cometido el crimen”, soltó otra alumna.

    Con veladoras, mantas y las fotografías de los 43 normalistas desaparecidos, los estudiantes se dieron cita en el Paseo de las Carreras del Campus Monterrey, para exigir justicia, y convocaron a toda la comunidad del ITESM a nivel nacional para que se sume a las acciones que se realizarán “para evitar que se repitan hechos similares”.

    “Lo que le pase a unos nos afecta a todos… Mientras no haya paz, en cualquiera de las realidades a las que pertenecemos, no nos vamos a poder desarrollar como personas. Lamento pensar que no tendremos la mejor vida posible mientras haya abuso de poder”, subrayó Carolina Rendón, alumna de la carrera de Ciencias Políticas.

    Añadió: “Mientras siga habiendo muertos a los que nadie conoce y de los que nadie se acuerda, mientras la impunidad sea mayor al 90% y mientras 11 millones de mexicanos tengan que emigrar de este país, no habrá felicidad, ni desarrollo, ni futuro para nadie”.

    Los alumnos del ITESM, insistió, deben ser la voz de los cientos de muertos, ya que alguien tiene que hablar por los desaparecidos, los olvidados en las fosas, por los torturados y los que tienen miedo.

    “Porque estar aquí hace que la voz de los que sí hablan suene más fuerte, de los padres, de los estudiantes desaparecidos y asesinados, por ejemplo. Somos un eco fuerte”.

    De acuerdo con Rendón, vivimos en un país donde ya no puede haber poesía, y si a nadie le importa eso, “digamos que vivimos en un país donde no hay trabajo, donde nadie va a querer invertir, donde sin estar en guerra aparecen muertos sin identidad previa. No hablen de esperanza, ni de ética, ni de arte, hablen de economía, de derecho, de oportunidades, pero hablen”.

    La protesta de los estudiantes del Tecnológico de Monterrey se sumó a la que realizaron en días anteriores alumnos de la Universidad de Monterrey, también privada, y los de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

    Post y Contenido Original de : Proceso

    Comentarios

    COMENTARIOS

    Loading...
    COMPARTIR