¡Evítemos los cálculos renales!

    72
    COMPARTIR


    En zonas de altas temperaturas, los pacientes se deshidratan fácilmente, por lo que necesitan beber líquidos, sin embargo, frecuentemente prefieren refrescos en vez de tomar agua y esto es, en parte, uno de los factores que favorece la aparición de cálculos renales, según nos comenta el doctor José Ángel Valenzuela Espinoza, Cirujano Urólogo del Hospital General de Culiacán, Sinaloa, quien también nos expresa que en el hospital es la segunda causa de consulta, luego de los padecimientos prostáticos.

    Los principales factores que propician la enfermedad son

    – Los hábitos alimenticios de la población.

    – La temperatura del lugar donde se vive, pues acorde al doctor Valenzuela, las zonas calurosas son las zonas presentan mayor tendencia a desarrollar cálculos renales.

    – Los antecedentes familiares. Las personas que han tenido familiares con cálculos renales, tienen un riesgo mayor.

    Loa cálculos renales o litiasis renal, es una enfermedad que se presenta cuando la orina no alcanza a diluir las sustancias que conforman cristales, tales como el calcio, oxolato y ácido úrico, mismos que están en la sangre y llegan a la orina para ser desechados del cuerpo.

    Síntomas. La sintomatología de esta enfermedad dependen de varios factores, los principales son la localización del cálculo y el tamaño del mismo. Es decir, en palabras del especialista, se puede tener un cálculo, de menos de un centímetro, localizado en un riñón y que éste sea totalmente asintomático, pero si el mismo cálculo pasara a nivel uretral, es decir, por el conducto que lleva la orina del riñón a la vejiga, se presenta un dolor intenso y ahí es cuando el paciente se ve obligado a ir a la sala de urgencias y se detecta el problema.

    Si el cálculo es muy grande, tres o más centímetros y por darse el caso, se encuentra a nivel renal, esto puede dar una infección urinaria crónica. Pacientes que han sido tratados varias veces por esta clase de infección y recaen, siendo un problema constante.

    Procedimiento. Las formas de tratar la enfermedad de igual manera tienen que ver con diversos factores. Primeramente se observa el caso clínico, así mismo se requieren algunos estudios radiológicos, empezando por un ultrasonido renal. Si es necesario un estudio más avanzado, se pide una tomografía contrastada para obtener detalles más exactos -localización, dureza, tamaño, etc.- y con ello determinar el procedimiento a realizar.

    Actualmente, cuando se necesita un procedimiento quirúrgico, estos se llevan a cabo sin incisiones, sin una cirugía grande. En Culiacán, el Hospital General cuenta con la tecnología necesaria para manejar esta clase de afección. Si el cálculo es de un centímetro o menos, se cuenta con una máquina de litotripsia extracorpórea, este es un aparato que genera un golpe que va directo a la piedra para fragmentarla mediante ese golpeo. Esto es sin necesidad de operar al afectado. Este método es indicado para cálculos del menos de dos centímetros, localizados en el riñón.

    Si el cálculo es de mayor extensión se puede realiza una nefrolitotripsia percutánea, que consiste en hacer una herida de menos de un centímetro. Por medio de esa pequeña incisión, se llega hasta el riñón, se localiza el cálculo y se fragmenta.

    Prevención. Para poder evitar este padecimiento, los especialistas recomiendan:

    – Cuidar la alimentación, manteniendo una dieta baja en sodio y azúcar.

    – Disminuir el consumo de refrescos.

    – Tomar de dos a dos litros y medio de agua, ya que eso ayuda a la disolución de los minerales en la orina.

    – Hacer ejercicio y cuidar el peso, pues las personas con mayor peso son más propensas al esta clase de malestares.

    Alguna individuos afirman que beber jugo de arándano previene cálculos, pero eso no es verdad, según estudios realizados, al contrario de lo que se piensa, el juego de arándanos rojos pudiera elevar la probabilidad de formación de estas piedras.

    Evita los siguientes alimentos: Chocolate, café, bebidas Cola, frutos secos, espinacas, fresas, te y salvado de trigo

    Consecuencias. Los cálculos renales no tratados suelen ser muy desfavorecedores, ya que si no se tratan adecuadamente y se deja avanzar la enfermedad, derivaría en obstrucción o infección de un riñón, que al paso del tiempo puede dejar de funcionar. Es de gran importancia cuidar que el padecimiento se detecte en etapas tempranas, pues hay casos que han llegado a la insuficiencia renal crónica a consecuencia de estos casos de litiasis renal o cálculos renales.

    Si quiere saber más o tener indicaciones sobre cálculos renales, se le recomienda acudir a su médico, hablar con él sobre sus antecedentes familiares e historial médico, así él le podrá indicar hábitos que daba cambiar o mejorar para mantener una buena salud.

    Post y Contenido Original de : EL debate Salud

    Comentarios

    COMENTARIOS

    Loading...
    COMPARTIR