La surfista brasileña Maya Gabeira fue reconocida como nuevo récord del mundo Guinness

La surfista brasileña Maya Gabeira fue reconocida como nuevo récord del mundo Guinness

Oct 2, 2018 Desactivado Por

El 18 de enero pasado la surfista brasileña Maya Gabeira surfeó la peligrosa ola conocida como Praia do Norte en Nazaré, en Portugal, con una dimensión de 20.72 metros, gesta por la que hoy, nueves meses después, fue reconocida como nuevo récord del mundo Guinness para la ola más grande surfeada por una mujer.

Para contar esta historia es necesario mirar hacia 2013, cuando en el intento por desafiar esa ola Gabeira sufrió un accidente que casi le cuesta la vida cuando intentaba batir el récord que el estadounidense Garret McNamara había logrado allí en enero de ese año al surfear una ola de más de 23 metros. Aquella vez la corriente golpeó a la brasileña nacida en Río de Janeiro, quien sufrió graves lesiones lumbares e incluso terminó por perder el conocimiento. 

Entonces Carlos Burle, amigo de Gabeira, intentó rescatarla con una moto acuática pero la atleta estaba en penosas condiciones. “Cuando la vi caída fui a buscarla y cuando intentaba que subiera otra ola la golpeó y perdió el conocimiento. Entonces desapareció por unos segundos en los que me desesperé pero gracias a Dios resurgió y fue cuando me tiré al agua a buscarla. Las condiciones climáticas eran malas y dificultaron el rescate pero finalmente lo logramos”, contó quien debió aplicarle un masaje cardiovascular a la atleta al llegar a la costa.

“Establecer el récord mundial ha sido un sueño durante muchos años pero, por supuesto, después del accidente en Nazaré 2013, me pareció un sueño muy lejano. Tomó mucho trabajo tener una temporada como el año pasado, estar al 100% otra vez, y completarlo con un título de Guinness es muy especial”, comentó la atleta de 31 años.

Tras la recuperación de aquel momento crítico, Gabeira se mudó a Nazaré y se propuso lograr su sueño. “Dediqué la mayor parte de mi tiempo al lugar y tuve años para centrarme en mejorar, en la seguridad y en estar cerca de las mejores personas para llegar donde yo quería estar. Ese tiempo no tenía precio, me enseñó mucho y poco a poco volví a ponerme de pie. Volví a surfear al 100% y en un lugar que honestamente considero la ola más grande y desafiante que he surfeado”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA EN INFOBAE DEPORTES

Source: infobae