Niegan el secuestro de 31 estudiantes

    55
    COMPARTIR
    Foto: Especial
    Ángel Galeana/ Corresponsal

    COCULA, Gro. 28 de noviembre.— Autoridades federales y del gobierno de Cocula, así como directivos de la secundaria federal Justo Sierra, negaron que un grupo armado haya secuestrado a 31 estudiantes el pasado 17 de julio, es decir, dos meses antes de la desaparición en Iguala de 43 normalistas de Ayotzinapa.

    La televisora francesa France 24 dio a conocer que el día de la clausura del ciclo escolar, en julio pasado, un grupo armado secuestró a 31 estudiantes de la secundaria Justo Sierra, hecho que fue descartado por autoridades locales y federales.

    El subdirector de esa escuela, César Palacios Gómez, afirmó que el único secuestro masivo registrado en los últimos años ocurrió en julio de 2013, cuando hombres armados ingresaron a Cocula durante la madrugada y secuestraron a 17 personas.

    Sin embargo, Palacios Gómez aseguró que ninguna de esas personas era estudiante de la secundaria Justo Sierra.

    Lo que reportó la reportera francesa es mentira; me refiero a mentira porque ninguno de los 17 que se llevaron son estudiantes, y tenían el reporte que tenían levantados a 31 estudiantes de la Justo Sierra, y eso es una vil mentira. No sé qué pretenden: si difamar al pueblo o a la propia escuela. Si eso hubiera sucedido nosotros nos damos cuenta al instante, somos un pueblo chico y donde todo mundo nos conocemos”, añadió.

    El coordinador de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), Miguel Ángel Jiménez Blanco, quien estuvo presente durante la entrevista que realizó la televisora francesa, puesto que él fue el contacto entre la mujer que aportó el testimonio y la reportera del medio francés, puntualizó a su vez que en ningún momento se mencionó a 31 estudiantes.

    Jiménez Blanco es uno de los promotores de la UPOEG que ha estado al frente de las búsquedas ciudadanas tanto de los 43 normalistas de Ayotzinapa como de decenas de personas desaparecidas en el municipio de Iguala.

    Dijo que la mujer que aportó el testimonio a ese medio francés, a quien no se identificó por motivos de seguridad, narró que su hija estaba desaparecida, pero que no hizo mención al secuestro de 31 jóvenes.

    Ella hablaba de que efectivamente su hija sí estaba desaparecida, estaba levantada, y te dice y te cuenta todo. Ya el hecho de que se dicen que 31 y eso, yo  no escuché que dijera 31 ella, pero sí habló de otros casos más, de otros 14. Tal vez, en ese momento lo que se hizo es que se sumaron”, apuntó.

     A Cocula llegaron efectivos de la Gendarmería Nacional para recabar datos sobre el presunto secuestro de 31 estudiantes.

    El jefe de división de la Gendarmería Nacional, Manelich Castilla Craviotto, se reunió en privado con el alcalde de Cocula, César Miguel Peñaloza, y con  directivos de la secundaria Justo Sierra.  Al término de la reunión, el mando policiaco señaló que no hay indicios del un secuestro múltiple.

    Desde ayer se hizo la entrevista con todo el personal de la escuela, no hay ningún tipo de indicio que apunte en esa dirección, no de treinta y tantos casos, sino de ninguno”, afirmó.

    No obstante, Cocula no deja de ser un municipio asediado por la delincuencia, aunque hay pocas denuncias sobre desapariciones forzadas por temor a represalias.

    El subdirector de la secundaria Justo Sierra, César Palacios, reconoció que por la inseguridad de la zona, la matrícula en esa escuela ha disminuido considerablemente, pues muchas familias prefieren salir del municipio.

    Contábamos con 32 a 35 alumnos por grupo, y estamos contando con 23 o 24 por grupo ahorita. La matrícula hasta en las primarias está baja, por lo mismo. Hay mucha gente que prefiere irse mejor de aquí”, señaló.

    Cocula es uno de los municipios de Guerrero asediados por la delincuencia organizada que intentan llevar una vida normal. Durante el día se puede ver en la plaza central a las familias que llevan a sus hijos a la escuela o hacen las compras del mercado.

    A su vez, Miguel Ángel Jiménez Blanco, coordinador de la UPOEG, dijo que en Cocula hay más casos de desapariciones, pero que la gente tiene miedo a declarar, porque no existen las condiciones de seguridad

    En declaraciones a Adela Micha, para Grupo Imagen Multimedia, sostuvo que la UPOEG protege a la mujer entrevistada por France 24  ante el  temor de una represalia por parte del crimen organizado en la zona.

    Esta mujer vive en el terror. Tuvimos que hablar con la PGR para saber si se le va a dar apoyo, porque  a su esposo lo levantaron un día antes de que diera el testimonio, le cortaron un dedo y le prohibieron que hablara.”

     

    Directivos rechazan ante la PGR plagio de alumnos

    La Procuraduría General de la República (PGR) informó ayer en un boletín que el director de la secundaria Justo Sierra, en Cocula, dijo no tener conocimiento de que algún alumno de esa escuela haya desaparecido.

    La dependencia federal detalló también que solicitará a la Fiscalía de Guerrero un informe “respecto a las denuncias que pudieran relacionarse con los hechos aludidos” en la información de France 24, además de que  citará a declarar a la periodista de ese medio Laurence Cuvillier.

    El boletín señala: “Con referencia a lo publicado en una entrevista que realizó la periodista Laurence Cuvillier para France 24, se señala lo siguiente:

    En declaración ministerial celebrada el día de hoy (ayer), el director de la escuela secundaria Justo Sierra, ubicada en el poblado de Cocula, Guerrero, Ricardo Lagunas Alejo, señaló que en los cuatro años que se ha desempeñado en ese cargo dentro de la institución educativa, no tiene conocimiento de que algún alumno haya de-
    saparecido, contando actualmente con una población de 145 estudiantes.

    Asimismo, el supervisor de la Zona Escolar 05, que abarca los municipios de Iguala, Cocula y Tepécua, maestro Salvador Román, refirió ante elementos de la División de Gendarmería de la Policía Federal, no tener reporte alguno sobre la desaparición de alumnos o ningún incidente relacionado con las escuelas bajo su supervisión.

    La Procuraduría General de la República solicitará a la Fiscalía de Guerrero, un informe respecto de las denuncias que pudieran relacionarse con los hechos aludidos en la nota periodística.

    Se ha iniciado un acta circunstanciada en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada respecto de lo señalado por el medio de comunicación, para determinar si existe algún vínculo de éstos posibles hechos con las actividades de la estructura criminal ya desarticulada en esa zona del estado de Guerrero, que era integrada por miembros de la delincuencia organizada y policías municipales. También, se citará a declarar a la comunicadora para poder recabar mayores datos”, concluye el documento.

     

    Les abren casa de gobierno y la llenan de pintas

    Ayer al mediodía, integrantes de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación de Guerrero,  acompañados de normalistas y de los padres de los 43 alumnos de la Normal de Ayotzinapa desaparecidos hace más de dos meses, marcharon del zócalo de esta capital a Casa Guerrero, la residencia del gobernador.

    Una vez que los manifestantes llegaron a la puerta tres de Casa Guerrero para realizar un mitin, repentinamente el portón se abrió y se les permitió el paso, lo cual aprovecharon para entrar y realizar pintas.

    El grupo de padres se quedó en la entrada de las oficinas y en el patio para un acto de protesta y exigir la aparición de sus hijos.

    Mientras, un grupo de jóvenes encapuchados se encargó de pintarrajear paredes y cristales, y los integrantes de la CETEG se dedicaron a revisar todas las instalaciones de Casa Guerrero, como recámaras, alberca y salones de reuniones.

    Por la noche, la Dirección de Comunicación Social del gobierno estatal difundió un comunicado en el que afirma que la esposa del gobernador, Rosa Icela Ojeda Rivera, fue quien  abrió todos los accesos de Casa Guerrero por indicaciones del mandatario Rogelio Ortega Martínez, “para reforzar su mensaje del miércoles de que esta casa es del pueblo y para el pueblo, no del gobernante en turno”.

    Ayer también, un grupo de encapuchados incendió las oficinas del Programa de Escuelas de Tiempo Completo, que depende de la Secretaría de Educación Pública.

    Los sujetos desalojaron al personal que se encontraba en el lugar y le prendieron fuego a los muebles y a los expedientes.  Personal de Protección Civil llegó a controlar el incendio.

    —Rolando Aguilar

     

     

    Post y Contenido Original de : Excelsior

    Comentarios

    COMENTARIOS

    Loading...
    COMPARTIR