Pasión heredada; Juninho cedió el protagonismo a su hijo

Pasión heredada; Juninho cedió el protagonismo a su hijo

Nov 16, 2014 0 Por latlayud
Nira Khurana/ Enviada

MONTERREY, 16 de noviembre.- El amor por el futbol se hereda, y más si  cada semana se está acostumbrado a ver a su papá en las canchas, ya sea en el estadio o por la televisión.

Fellipe Ogama, el segundo hijo de Juninho, defensa central de los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), comparte esta pasión con su padre.

El menor quiere ser futbolista y comenzó su sueño en el Torneo de la Amistad con la victoria de su equipo, el Irlandés de Monterrey, ante el Cumbres del Bosque, de León. “Estoy muy feliz porque ganamos. Me sentí muy bien”, indicó el pequeño jugador, emocionado por la victoria.

Fellipe ingresó al campo de juego en el segundo tiempo y portando el número 13 fue partícipe de la victoria de su escuela.

Solo, serio y con la mirada centrada en la cancha, como si estuviera analizando el partido, Juninho observó a su hijo desde las gradas. Es la misma solemnidad con la que se guía dentro y fuera del campo de juego.

Anselmo no quiso quitarle el protagonismo a su hijo, quien estuvo ahora frente a los reflectores y enfocó su atención en el juego entre el Irlandés y el Cumbres.

La familia de Juninho eligió como su hogar Monterrey, donde nació su hija Manuela en 2011 y es aquí, portando la camiseta de Tigres, donde el deportista quiere terminar su carrera.

“Tengo la fortuna de que el futbol sea mi profesión, es lo que me encanta hacer y es un amor que le he transmitido a mis hijos, y como la mayoría de los niños, Felipe es un apasionado de este deporte”, dijo el jugador que llegó a México en 2010 y hace unos meses se naturalizó mexicano.

El año pasado Juninho no dejó participar a su segundo hijo en el Torneo de la Amistad, mismo que se realizó en Puebla, por no querer dejar solo a su otro hijo. El futbol no le permite estar en todo momento con él, por lo que el niño de diez años tuvo que esperar para debutar con su escuela en el certamen.

El defensa central se mostró impresionado por el evento y la gran participación de escuelas de todo el país que hay en esta edición del Torneo de la Amistad.

Ahora Fellipe quiere seguir los pasos de su hermano mayor, Patrich, quien con 14 años, ya juega en las categorías menores de los Tigres de la UANL.

Post y Contenido Original de : Excelsior

Comentarios

COMENTARIOS