Pidieron un cóctel y terminaron en un hospital de Las Vegas

Pidieron un cóctel y terminaron en un hospital de Las Vegas

Ago 19, 2018 Desactivado Por

Foto vía usuario de Flickr twcollins

Foto vía usuario de Flickr twcollins

El menú del restaurante de Gordon Ramsay con temática de infierno incluye cócteles flameados de 14 dólares que, al parecer, son peligrosos.

El restaurante Hell’s Kitchen de Gordon Ramsay en Las Vegas parece haber contratado a Dante Alighieri como su diseñador, ya que cuenta con paredes inspiradas en la película Inferno, todo en rojo fuego y para rematar, el logo es una horca. Su menú de bebidas refleja esa misma fascinación por el fuego, con cócteles de 14 dólares con nombres como “Meet Your Maker”, “Smoke on the Blvd” y, por supuesto, “The Pitchfork”. A pesar de todo eso, sigue siendo increíble que dos personas se hayan quemado en el restaurante gracias a una bebida flameada.

Según el KTNV, dos clientes fueron llevados a un hospital local para recibir ayuda. “Desafortunadamente, dos comensales resultaron heridos en el Gordon Ramsay Hell’s Kitchen en el Caesars Palace”, dijo la vocera de Caesars Entertainment, Jennifer Forkish. “Estamos listos para brindar cualquier asistencia que puedan necesitar para ayudarlos en este momento difícil”.

Las Vegas Review-Journal informó que el cóctel en cuestión se llamaba Rum Donkey, que se sirve en una taza inspirada en Tiki y coronada con una rodaja de fruta de la pasión en llamas. Forkish dijo que, aunque ese tipo de bebida se ha “servido en los mejores restaurantes del mundo sin incidentes”, Hell’s Kitchen lo ha eliminado del menú. (Mientras tanto, Vital Vegas informa que, como resultado, otros restaurantes de la ciudad están “reevaluando” sus propias bebidas flameadas).

El subjefe de bomberos del condado de Clark, Nevada, le confirmó al Review-Journal que el departamento de bomberos había respondido a una llamada del restaurante, pero, como se consideró un problema médico, se negó a dar comentarios sobre las lesiones de los clientes.

En julio de 2017, dos clientes en Shoal Creek Tavern en Highland Village, Texas, tuvieron que ser trasladados en helicóptero a un hospital cercano con “quemaduras graves” luego de un accidente relacionado con un cóctel flameado. Y en mayo, una mujer de Los Angeles demandó a una cafetería de Clifton después de sufrir lesiones significativas a causa de una bebida flameada llamada Scorpion Bowl. De acuerdo con NBC Los Angeles, su presentación legal alega que quedó desfigurada y ahora tiene dificultades para “[funcionar]” con su esposo.

Parece obvio e inimaginable, pero los cócteles totalmente en llamas pueden causar lesiones muy graves; este tipo de incidentes han sucedido con tanta frecuencia que algunos casos ya han sido publicados en el Journal of Burn Care and Research y The American Surgeon.

“Este tipo de accidentes se pueden prevenir por completo”, sugiere este último informe. Tal vez las bebidas congeladas no son tan malas después de todo.

Publicado originalmente en VICE.com

Source: infobae