Por muy exitoso, un programa puede mejorar

    51
    COMPARTIR

    Se estima que en la Ciudad de México circulan diariamente entre cuatro y cinco millones de vehículos y todos (unos más que otros) producen consecuencias negativas al medio ambiente. Por ello que existen programas para el control de esas consecuencias, como el Programa de Verificación Vehicular, a través del cual  se ha mantenido a los vehículos —de manera exitosa— operando dentro de límites aceptables de contaminación.

    En ese sentido, la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente dispone que para reducir y evitar la contaminación del aire, las autoridades pueden expedir normas oficiales. Una de ellas establece precisamente los límites máximos permisibles de contaminantes provenientes de los vehículos que usan gasolina como combustible y es la que sirve de base para la aplicación del Programa de Verificación. No obstante, cabe aclarar que esta norma nunca hace referencia al año o modelo de los vehículos.

    Por ello consideramos necesario que para la elaboración de los programas que prevengan la contaminación del aire en el Distrito Federal, se debe utilizar como único criterio el nivel máximo permisible de emisión de contaminantes al aire y ningún otro. Esto porque en nuestra ciudad se va más allá de lo establecido en la norma y se considera también el año o modelo del vehículo para efectos del Programa de Verificación Vehicular, con la intención de restringir la circulación de los vehículos.

    Sabemos que esta decisión del gobierno capitalino es bien intencionada y persigue beneficios para todos los que habitamos y transitamos en la Ciudad de México. Sin embargo, también debemos ser sensibles a la preocupación y malestar que ha causado entre la población que tiene vehículos de más de ocho años de uso y reciente que le limiten el uso de los mismos.

    Por eso, aunque siempre apoyaremos todas las medidas que las autoridades tomen para reducir la contaminación ambiental, en el caso particular del programa mejor conocido como Hoy No Circula, consideramos que éste puede mejorar si se enfoca sólo en las emisiones de contaminantes y no el año o modelo del vehículo para restringir su circulación.

    Derivado de esta reflexión es que esta semana propusimos que la Secretaría del Medio Ambiente del DF, al emitir las políticas públicas para mejorar la calidad del aire en la ciudad, tome como referencia única y exclusivamente los niveles máximos que menciona la norma. De esta manera, los criterios para elaborar los programas ya no se sujetarán al año o modelo de los vehículos, lo cual en realidad no impacta en la calidad del aire si tomamos en cuenta que un vehículo de modelo muy viejo puede estar en condiciones muy superiores a uno de modelo reciente, si es que ha recibido un mantenimiento adecuado y cuenta con los accesorios necesarios para ello.

    Qué bueno que existen este tipo de programas que colaboran a mejorar el medio ambiente y la calidad de vida de los capitalinos, pero no perdamos de vista que no importa qué tan exitoso sea un programa de gobierno, siempre puede mejorar.

    Columnista: 
    Video: 
    Send to NewsML Feed: 
    0

    Post y Contenido Original de : Excelsior

    Comentarios

    COMENTARIOS

    Loading...
    COMPARTIR