Salud y ganancia

Salud y ganancia

Nov 1, 2014 0 Por latlayud

Uno de los mayores problemas de cualquier gobierno es convivir con las grandes empresas que, en aras de obtener el mayor beneficio, son capaces de desarrollar cualquier tipo de acciones para mermar la capacidad del Estado para regularlas. En algunos casos son derrotadas, gracias a que se mantienen los principios básicos de la gobernabilidad; sin embargo, en otros tantos pierden los gobiernos, ya sea por medios legales o en muchas ocasiones ilegales.

Recientemente han aparecido dos noticias que hablan de cómo actúan desde hace bastantes años algunas de estas empresas, ya que la presión por la ganancia les impulsa a  hacer lo que sea.

La primera noticia es espeluznante y se refiere a que grandes compañías farmacéuticas de muchas partes del mundo realizaron pruebas clínicas de nuevos fármacos sin dar indicaciones claras a las personas que se sometieron a ellas, sobre las consecuencias de tomarlos. Ya cada día ocurre menos. De hecho el caso que comento fue denunciado a finales del siglo pasado; no obstante, no fue sino hasta que tuvo alcance internacional que se pudo conocer la verdad.

Los investigadores del Instituto para la Historia y la Ética de la Medicina de la Universidad Friedrich-Alexander, en Alemania, se metieron a indagar en los archivos oficiales de la siniestra Stasi, que fue la policía secreta de la República Democrática Alemana (RDA), y en los papeles del sistema de salud de esta ya desaparecida República.

Lo que encontraron fue que efectivamente se había realizado un procedimiento, muy bien planeado, a principios de los años 80 del siglo pasado, mediante el cual las compañías farmacéuticas negociaron con el gobierno la posibilidad de que ciudadanos pudieran ser utilizados para las pruebas de los nuevos fármacos.

Según los archivos mencionados, más de 60 empresas farmacéuticas de todo el mundo participaron en este negocio, gracias al cual el gobierno alemán recibía recursos. En cambio, no se encontró ninguna constancia de que las personas que participaron en estas pruebas hubieran obtenido algún beneficio; es más, tampoco se hallaron constancias que probaran que, de conformidad con el protocolo de la RDA en materia de análisis clínicos, quienes recibieron dichos fármacos hayan sido informados sobre cuáles eran las consecuencias de ellos.

Las pruebas se hacían en la RDA porque era más barato. Entre las compañías que participaron en estas pruebas, según lo que se ha publicado, se encuentran varias muy conocidas, como por ejemplo: Schering, Boehringer, Hoechst, Ciba Geigy, Bayer, Merck, Roche, etcétera.

El otro asunto es más reciente. Se trata de las acciones que la empresa Philip Morris está ejerciendo en contra del gobierno de Uruguay, debido a que éste ha aplicado las medidas incluidas en el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el control del tabaco. Esto ha permitido que este pequeño país haya logrado reducir casi a la mitad el consumo de tabaco en los adolescentes, entre otros beneficios.

La citada empresa ha emprendido una serie de acciones como la de demandar al gobierno uruguayo por las pérdidas que significan las medidas de salud adoptadas en ese país, además de haber cerrado su planta y haber despedido a trabajadores. Ahora, Philip Morris está pidiendo dos mil millones de dólares en un Tribunal de Arbitraje del Banco Mundial, alegando que le fue expropiada su propiedad intelectual por los anuncios en las cajetillas.

En nuestro país existe una iniciativa en el Senado de la República que busca eliminar todo tipo de anuncios y promoción del tabaco y, según se sabe, las empresas están cabildeando de manera intensiva para que no se logre y, si llegara a pasar, por lo visto también nos demandarían ante los tribunales de comercio internacionales.

Sin duda, las grandes corporaciones son poderosas, pero no deberían serlo tanto como para afectar a las poblaciones y derrotar a los gobiernos, guiadas por el único valor que por lo visto ellas conocen, el de cambio.

Video: 
Send to NewsML Feed: 
1

Post y Contenido Original de : Excelsior