Stalkeando a Anaya

Stalkeando a Anaya

Feb 14, 2018 0 Por Redaccion PG

 

Stalkear no es espiar, es informarse, reza el lugar común. O la confesión de aquellos a quienes se les ha ido un like cuando entran al perfil de alguien que ni es su amigo, sólo con la idea de saber quién es y qué hace. Los tiempos digitales nos han hecho que todos tengamos este vergonzoso accidente al menos una vez. Y a veces no aprendemos. Pues eso fue justo lo que le pasó ayer al Cisen.

Aunque el titular de Gobernación respondió que no, que no es que a Ricardo Anaya se le estuviera persiguiendo ni espiando, sino que su agente le estaba acompañando. El precandidato de Por México al Frente, que arrasó en la encuesta interna del PAN (ja), difundió en Twitter que un vehículo lo seguía en la carretera. Que ayer era un Tiida. Días antes había sido un Jeep. Se detuvo y lo enfrentó. La persona al volante se identificó, no sólo le dio su nombre, le dijo al instante que trabajaba para el Cisen. Para ser personal de inteligencia, la reacción no fue la propia de un agente secreto. En fin. Esto sirvió para que Anaya denunciara una persecución política en su contra de parte del gobierno federal. Como si le faltaran pretextos. La denuncia del panista no es gratuita. Ayer, Alejandro Hope, excolaborador del Cisen y experto en temas de seguridad, reflexionaba en una entrevista para El Universal: “No sabía decir si ésa es una forma de operar del Cisen, pero lo que sí puedo decir es que parte de este problema en el Cisen está en la Ley de Seguridad Nacional, que define de manera excesiva el concepto de seguridad nacional, tiene un catálogo amplísimo de amenazas potenciales y, por lo tanto, le otorga al Cisen un mandato excesivo. Eso es lo que hay que revisar…”.

En días previos, el mismo Hope escribía en el mismo diario la necesidad de reformar el Cisen. Esto debido a que una de las promesas de campaña de López Obrador es la desaparición de este cuerpo de inteligencia mexicano. Contrario a Anaya, AMLO no ha presentado ninguna prueba del supuesto espionaje del que, asegura, sus hijos son víctimas. Dejar al país sin un equipo de inteligencia resulta sumamente peligroso. En EU, en la Unión Europea, los ojos han volteado a Rusia, en donde, se sabe, son fanáticos de estas prácticas. Pero no sólo es cuestión de intervenciones extranjeras. Tenemos antecedentes de hackeos a cuentas y páginas web de gobiernos, bancos e instituciones del mundo. Datos que son filtrados con sólo dar un clic a aplicaciones en redes sociales. En fin. Un sinnúmero de escenarios en los que el trabajo de inteligencia debería tener puestos los ojos. Amenazas por cambio climático, robo de combustibles, crimen organizado, guerrilla, inestabilidad regional, potencial terrorismo, tráfico de personas, tantos y tantos etcéteras que no hacen más que incrementarse en la era moderna. En serio: ¿peligro Ricardo Anaya y su pianito?

La Segob se limitó a informar que, con respecto al precandidato, no hacen labores de espionaje, mucho menos a opositores. Afirmó que es seguimiento y continuidad al proceso electoral, algo contemplado por la Constitución, para salvaguardar las actividades relevantes del país. Podríamos comprar esta excusa si tomamos el antecedente de Pegasus revelado hace unos meses, un software con el que se siguieron los pasos de activistas, periodistas. Pero lo de ayer con Anaya sí deja muy en entredicho las capacidades de la inteligencia mexicana. Si esto es parte del protocolo para figuras directamente involucradas en el proceso electoral, ¿no tendrían ellos que saberlo? ¿O fue una exageración de Anaya? Para el Presidente y expresidentes, por ejemplo, se contempla la presencia del Estado Mayor, por razones de seguridad nacional, ellos lo saben. Se acostumbran a ser vigilados. Entendemos que, ante el rechazo de los precandidatos (tanto AMLO como Anaya) a ser acompañados por el Estado Mayor, podría (tocamos madera) ocurrir un episodio que trajera consecuencias terribles para el país, pero lo cierto es que asignar agentes encubiertos para garantizar la seguridad de los candidatos se antoja casi inútil. Ahí otra de las reformas necesarias en el Cisen, que sí es una institución necesaria en el país, pero que debería tener mejor enfocadas sus prioridades. Por lo pronto, usted tenga cuidado, no se le vaya a ir un like mientras stalkea a su ex. No haga un Cisen. Menos hoy que es 14 de febrero. ¡Qué oso!

#MECUENTAN. Que al igual que ocurrió con la candidatura de Fausto Vallejo para la alcaldía de Michoacán, ahora priva el desconcierto por la virtual candidatura de Carlos Lomelí Bolaños —con un patrimonio de 200 millones de pesos en bienes— al gobierno de Jalisco. A éste, que será el hombre fuerte en Morena, se le ha vinculado a la red de lavado del cártel de Raúl Flores Hernández, el famoso líder de una de las células que han logrado documentar e ir desarticulando tanto la DEA como el Departamento del Tesoro. Esto sí debería ocupar al Cisen.

 

Columnista: 
Imágen Portada: 
Imágen Principal: 
Send to NewsML Feed: 
0


Stalkeando a Anaya

Source: Excelsior

Comentarios

COMENTARIOS