Una fosa común de la ex URSS con 9.000 cadáveres está en el medio de un escándalo político en Rusia

Una fosa común de la ex URSS con 9.000 cadáveres está en el medio de un escándalo político en Rusia

Sep 15, 2018 Desactivado Por

Las excavaciones en Sandarmoj intentarían reescribir la historia. (Georgy Chentemirov/Meduza)

Las excavaciones en Sandarmoj intentarían reescribir la historia. (Georgy Chentemirov/Meduza)

En los bosques de Karelia, en el noroeste de Rusia, comenzaron las excavaciones para encontrar las tumbas de los soldados del Ejército Rojo que fueron capturados y ejecutados por los finlandeses durante la Segunda Guerra Mundial. El problema es que esa tumba masiva ya fue hallada, en 1997, y contiene los restos de unas 9.000 víctimas de las persecuciones estalinistas.

Según denunciaron distintos medios opositores al presidente Vladimir Putin, la Sociedad Militar e Histórica Rusa (RVIO), que realiza las excavaciones, intenta reescribir la historia. En el sitio, donde se halla el Memorial de Sandarmoj, al norte de Petrozavodsk, ya se identificaron a 6.241 personas que sufrieron el gulag y otras formas de represión en la Unión Soviética.

En Sandarmoj se halló en 1997 una tumba masiva de víctimas del estalinismo. (Reuters)

En Sandarmoj se halló en 1997 una tumba masiva de víctimas del estalinismo. (Reuters)

El gobierno de Putin, sin embargo, parece buscar un relato más apto para todo público, como el de los héroes de guerra, en lugar de la “excesiva demonización” de Josef Stalin, como llamó al discurso de sus críticos que intenta mostrar “que la Rusia de hoy lleva alguna clase de marca original del estalinismo”. El trabajo de la RVIO —que fue creada por decreto presidencial— en Sandarmoj moderaría el presunto exceso.

El historiador Yuri Dmitriev encontró en 1997 la tumba masiva que, según estimó, se remonta a 1937 y es un testimonio de la represión brutal de la época. Dmitriev, miembro de la organización de derechos humanos que impulsó el memorial en Karelia, fue arrestado en diciembre de 2016 por posesión de pornografía infantil, aunque en abril de 2018 lo exoneraron por falta de pruebas.

Yuri Dmitriev, quien encontró esta prueba de la Gran Purga, fue detenido ya dos veces. (Reuters)

Yuri Dmitriev, quien encontró esta prueba de la Gran Purga, fue detenido ya dos veces. (Reuters)

En junio, sin embargo, volvió a la cárcel, acusado de haber atacado sexualmente a su hija adoptiva, otra acusación que suele afectar a los opositores a Putin, según la especialista Masha Gessen. El historiador denunció una campaña para desacreditarlo porque su investigación de los crímenes de Stalin “complican los esfuerzos oficiales por glorificar el pasado soviético”.

El periodista Georgy Chentemirov, del sitio Meduza, visitó Sandarmoj a finales de agosto, pocos días después de que se iniciaran las excavaciones de RVIO. “Las tareas continuaron a pesar de las protestas de los familiares que creen que sus antepasados fueron asesinados allí hace 81 años por agentes del [servicio secreto] NKVD”, citó el medio.

El presidente Vladimir Putin criticó la “excesiva demonización” de Josef Stalin.

El presidente Vladimir Putin criticó la “excesiva demonización” de Josef Stalin.

“Acompañado por su esposa y sus dos hijos, un vecino confrontó al vocero del equipo de excavación y le dijo que tenía documentos de archivo que probaban que su abuelo había sido ejecutado en Sandarmoj“, citó Chentemirov. “El representante de RVIO le dijo que esos documentos probablemente eran falsificaciones“.

La presencia de funcionarios del Ministerio de Defensa justificó un cordón que Chentemirov no pudo atravesar; logró ver, sin embargo, cómo se retiraban materiales en bolsas. El equipo dijo que encontraron restos de un abrigo de tela inglesa que los finlandeses solían distribuir entre sus prisioneros y que dieron un fragmento al periódico Novaya Gazeta para que haga un análisis independiente.

Un periodista de Meduza, un medio opositor, estuvo en Sandarmoj. (Georgy Chentemirov/Meduza)

Un periodista de Meduza, un medio opositor, estuvo en Sandarmoj. (Georgy Chentemirov/Meduza)

Vyacheslav Kashtanov, quien había participado en la excavación original de Dmitriev, dijo que en 1997 no hallaron nada que indicara la presencia de soldados, pero que hay que analizar los nuevos elementos. Sin embargo, la titular de la rama local del partido liberal Yabloko, que solicitó a la fiscalía la interrupción de los trabajos del RVIO, opinó que no hay nuevos elementos, en realidad.

Temo que [las excavaciones] se hagan para desacreditar a Dmitirev, que dedicó su vida entera a buscar justicia y demostrar la escala de la tragedia, las víctimas, las acciones de los verdugos estalinistas”, dijo Emilia Slabunova. “Su objetivo es decir que no hubo ejecuciones de víctimas de Stalin sino que los finlandeses invasores mataron a prisioneros de guerra soviéticos, en cambio. Están buscando cómo salirse del escándalo” del historiador.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Quién es Pyotr Verzilov, el último opositor víctima del veneno en Rusia

La guerra sin cuartel de Stalin y Trotsky: el terror como arma política

Source: infobae

Comentarios

COMENTARIOS